Historia de la Ley

Para los seres humanos no se concibe un mundo sin leyes. Las leyes son las normas que regulan las relaciones entre los seres humanos en una sociedad específica. Pero antes de la escritura no existían las leyes. Ello implicaba que las normas sociales se aprendían de memoria y en muchos casos no había un patrón único. Además, había muchos aspectos de la sociedad que no se encontraban regulados. En este punto los jueces tenían gran poder y discrecionalidad para decidir. Con el paso del tiempo y la complejidad de la sociedad se hizo indispensable normar de manera estándar las relaciones sociales. Es por ello por lo que hoy conoceremos un poco sobre el origen y la historia de la ley.

En la mayoría de las recopilaciones históricas de la ley se menciona el Código Hammurabi, pero este no fue el primer código legal escrito. Sin embargo, se le reconoce por haber sido el que mejor conservado ha llegado a nuestros días. Esto ha permitido estudiarlo y dar fe de su profundidad y alcance.

Sin embargo, ha habido otros textos legales anteriores al código Hammurabi, de los cuales hablaremos más adelante. Sin más que añadir comencemos.

Las claves e importancia de la ley

La clave de la ley reside en que todos podemos tener acceso al cuerpo normativo de manera estable. Con ello somos capaces de ser juzgados de igual manera independiente de nuestro origen. Los sistemas legales cuyo reglamento no está escrito, o es ambiguo, se prestan para aplicar penas por otras razones distintas a la justicia.

La ley nos ha aportado orden e igualdad a los seres humanos, pero no en todos los lugares del mundo es así todavía. Aún con las leyes escritas los procedimientos de enjuiciamiento pueden carecer de garantías. Sin embargo, la ley fue el inicio de un mundo donde todos seamos juzgados por el mismo cuerpo normativo.

Antes de la existencia de la ley, los jueces de manera arbitraria evaluaban la situación, las pruebas y con ello dictaban sentencia. No existían garantías procesales o presunción de inocencia. Aquellos preceptos podían ser aplicados si estaba a bien considerarlos por el juez. Pero era su pericia, experiencia y sus valores lo que determinaría el resultado.

¿Qué es la ley?

Es una pregunta amplia e interesante con muchas definiciones. A continuación, veremos algunas definiciones sobre lo que significa la ley:

  • Regla o norma establecida por una autoridad superior para regular, de acuerdo con la justicia, algún aspecto de las relaciones sociales.
  • En el régimen constitucional, disposición votada por las cámaras legislativas y sancionada por el Jefe del Estado.
  • Conjunto de las leyes o normas establecidas y los órganos que se encargan de aplicarlas.
  • Regla que se establece para proceder de una manera determinada.
  • Conjunto de reglas y normas propias de una religión.
  • En términos legales, es una norma jurídica dictada por el legislador, es decir, un precepto establecido por la autoridad competente, en que se manda o prohíbe algo en consonancia con la justicia, cuyo incumplimiento conlleva a una sanción

De estas definiciones sacamos las siguientes conclusiones:

  • La ley es escrita y sancionada o puesta en marcha por alguien. Pueden o no ser la misma autoridad quien cumpla ambas tareas.
  • Se establece con o sin el consentimiento del pueblo.
  • Hay órganos que se encargan de hacerlas cumplir.
  • Las leyes obligan a que se haga algo o lo prohíben.
  • No cumplir con las leyes implica sanciones.

Con ello entendemos que la ley es un mecanismo establecido para regular las relaciones y su contravención implica sanción.

La clave de la ley se encuentra en su origen y evolución. Por ello pasaremos a analizar los tres primeros códigos legales de la historia a continuación.

Los primeros códigos legales en la historia de la ley

Los tres primeros códigos legales de los cuales existe constancia en la historia de la ley son:

  • El Código Hammurabi
  • El Código de Ur-Nammu
  • Código de Urukagina

Todos estos códigos adquieren su nombre del rey que promulgó tales leyes. El más conocido es el Código de Hammurabi porque llegó a nuestros días completo. Sin embargo, los de Un-Nammu y de Urukagina son anteriores al Código Hammurabi. En la historia de la ley estudiar estos códigos y su enfoque es clave para entender la construcción del mundo moderno. También son la piedra central sobre la cual se asienta el derecho griego, el romano y en general todo el derecho occidental.

Sin embargo, todos estos códigos tienen su origen en la antigua Mesopotamia, en oriente medio. La zona de la antigua Mesopotamia es la región actualmente ocupada por Irak y Siria.

Es por ello por lo que la piedra fundacional del derecho moderno se encuentra en aquella antigua civilización. Sin duda un gran aporte a la humanidad.

También se encuentran entre los primeros códigos legales las tablillas de Ebla, pero de esto hablaremos en una próxima ocasión.

Estos códigos se encuentran datados alrededor de los 2000 años antes de cristo. Aproximadamente el desarrollo de la ley se ubica entre el 2500 antes de cristo y el 1500 antes de cristo. En aproximadamente 1.000 años se sentaron las bases para el primer desarrollo de un sistema legal como lo conocemos hoy en día.

El Código Hammurabi inscrito en piedra
El Código Hammurabi inscrito en piedra

 

El propósito de los códigos legales, un estudio para la historia de la ley

Pero cada uno de estos códigos tiene sus propias características definidas por el propósito. Mientras unos retratan la búsqueda del orden, otros buscan la justicia social. Cómo en la actualidad, la ley se hace a medida de los valores de la sociedad. Es difícil encontrar una ley universal para todos porque además la ley evoluciona con la civilización.

Sin duda cada código legal buscaba subsanar los problemas de la sociedad en ese momento. El avance de la sociedad hace que las prioridades cambien. Además, los valores de cada sociedad también evolucionan. Mientras antaño la ley castigaba la homosexualidad ya sea como delito o como pecado, en la actualidad se reconoce las distintas orientaciones sexuales y la libertad en este aspecto.

Para aprender un poco sobre el propósito de los códigos legales analizaremos los códigos más antiguos. Con ello trataremos de dilucidar cuales eran los problemas de cada una de esas sociedades desde la perspectiva del legislador o redactor de la ley, es decir, el Rey.

Los objetivos de la ley - Historia de la ley
Los objetivos de la ley – Historia de la ley

Código de Hammurabi

El más famoso de los códigos antiguos. Sus bases se encuentran en la ley del Talión donde el castigo está directamente relacionado a la falta. También aporta grandes avances sobre la presunción de inocencia. El acusador debe aportar pruebas respecto a la acusación. En caso de acusaciones sin pruebas se contemplan importantes castigos para los acusadores.

También es un código enfocado en los castigos ejemplarizantes. Los castigos se enfocan en penas de muerte y multas muy superiores al delito. También establece mecanismos para regular las relaciones por ejemplo la relación entre amo y obrero a través de un salario mínimo y días de descanso. Su enfoque es el orden y la regulación de las relaciones. Sin duda los problemas de esa civilización parecieran ser la anarquía y el abuso en las relaciones de poder, además de los falsos testimonios.

Código de Ur-Nammu

El código de Ur-Nammu es anterior al Hammurabi, pero posterior al de Urukagina. Sin embargo, hace énfasis en el proceso judicial estableciendo que los jueces deben especializarse según las leyes que van a atender, que los testimonios sean mediante juramento y la capacidad de los jueces para establecer indemnizaciones.

Mediante el código de Ur-Nammu podemos notar la necesidad de un sistema judicial sólido y considerar alternativas de castigo a la pena de muerte para delitos menos graves.

Código de Urukagina

El código reflejó al Rey como un reformador social y hacedor de justicia. Este código procuró lograr mayor libertad e igualdad para todos los súbditos, acabando con los abusos. Este código limitó el poder de las élites, entre ellos sacerdotes, grandes propietarios, usureros y burócratas. Su lucha fue contra el abuso de poder y la corrupción.

Otros aspectos que buscó limitar fueron la pobreza y el hambre. Para ello incluso recurrió a la condonación de deudas impagables. También redujo la desigualdad reduciendo los privilegios de las élites, incluyendo los del propio monarca y su familia.

Para lograr la paz social y evitar la toma de poder y recursos por la fuerza persiguió el asesinato, el robo y los ataques a propiedades y personas.

Sin duda el código de Urukagina fue la igualdad social y la libertad. Todo ello nos indica que los problemas de la sociedad eran de grandes diferencias sociales.

Fragmento del Código de Urukagina en el Museo de Louvre
Fragmento del Código de Urukagina en el Museo de Louvre

La historia de la ley es la historia de la civilización

Como podemos ver la historia de la ley es la historia de la civilización. Marco Tulio Cicerón dijo: “Que las armas cedan a la toga” expresando su deseo de alcanzar la paz a través de las leyes.

A través de la ley se buscó avanzar en la justicia tanto personal como social. Es por ello que Gustavo Mirabal es un enamorado de la justicia. Gracias a la ley hoy día disfrutamos de derecho y de igualdad ante la ley y el estado. Es por ello que Gustavo Mirabal trata de dar a conocer los verdaderos alcances de la ley y la justicia.

Sin duda uno de los grandes aportes a la humanidad de los pueblos mesopotámicos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.