Thomas Hobbes: El Leviatán | Gustavo Mirabal Castro

Thomas Hobbes (1588 – 1679) fue uno de los fundadores de la filosofía política moderna. Leviatán, escrita en 1651, es su obra más conocida, donde fundamentó la teoría contractualista en el desarrollo de la filosofía política occidental.

En el ámbito filosófico, se distinguió en otros campos del conocimiento como la historia, la ética, la teología, la geometría o la física. Además, es considerado el teórico del absolutismo político; estableciendo los conceptos fundamentales del liberalismo, como el derecho del individuo, la igualdad natural de las personas, el carácter convencional del Estado, la legitimidad representativa y popular del poder político, entre otras.

Hobbes mostró su concepción del ser humano como dependiente de las leyes de la materia y el materialismo; así como, la noción de la cooperación humana basada en el interés personal.

Thomas Hobbes
Thomas Hobbes (1588 – 1679)

Reseña biográfica | Thomas Hobbes: El Leviatán

Nacido en Westport, Inglaterra, el 5 de abril de 1588, Thoma Hobbes era hijo de un eclesiástico que tuvo que abandonar a su familia, tras verse involucrado en una pelea en la puerta de su iglesia; quedando a cargo de su tío.

Hobbes estudió en el Magdalen Hall de Oxford, y en 1608 comenzó a trabajar con la familia Cavendish como preceptor de uno de sus hijos. Entre 1608 y 1610 viajó Francia e Italia en compañía de su pupilo.

Tras la muerte de su alumno en 1628, regresó a Francia para entrar al servicio de Gervase Clifton, hasta 1631, cuando los Cavendish lo contrataron de nuevo, como preceptor de otro de sus hijos. En 1634, viajó con su nuevo alumno al Viejo Mundo, donde se entrevistó con Galileo y otros pensadores y científicos de la época como René Descartes y Pierre Gassendi.

Luego, en 1637, volvió a Inglaterra pero la guerra civil lo llevó a abandonar su patria e instalarse en París en 1640; donde hizo circular un ejemplar manuscrito de sus Elementos de la ley natural y política, editados en dos partes en 1650; y publicó el De cive en 1642.

En 1651 regresó a Londres (Inglaterra), donde editó su obra mas conocida, Leviatán. Entre los 1655 y 1658, Hobbes publicó los Elementos de filosofía para completar la trilogía iniciada con De cive.

Durante los últimos años de su vida, realizó una traducción en verso de algunos clásicos griegos como la Ilíada y la Odisea de Homero. Además, escribió una autobiografía en versos latinos. Hobbes murió en Hardwick Hall, en 1679.

El Leviatán de Thomas Hobbes

Leviatán es una obra compuesta de cuatro libros, que explora la naturaleza humana. Hobbes muestra cómo son las relaciones entre los seres humanos y cómo los impulsos emocionales pueden conducir al individuo por la senda del conflicto.

El solo hecho de buscar satisfacer nuestras necesidades, y que al hacerlo muy posiblemente nos toparemos con otros que andan tras lo mismo; lo que puede desencadenar el conflicto.

Hobbes considera que no solo es inevitable que surjan conflictos; sino que cree que los hombres deben vivir bajo una autoridad que regule su conducta. De lo contrario, el conflicto se convertirá en una guerra generalizada, donde la posibilidad de muerte violenta es continua.

Esta “condición natural de la humanidad” se soluciona para Hobbes con la institución consensuada de una autoridad común; cuyo poder logre inhibir los impulsos conflictivos del ser humano. Por tanto, este poder debe ser casi absoluto. De esta manera, Hobbes explica y justifica la instauración de un Estado absolutista que subyuga a sus ciudadanos.

Thomas Hobbes: El Leviatán
El Leviatán de Thomas Hobbes

Adaptación política del Leviatán | Thomas Hobbes: El Leviatán

El Leviatán es una obra compuesta por cuatro libros, que explora la naturaleza humana y explica la relación entre el hombre y el Estado mediante un pacto consensuado.

Básicamente, el Leviatán está representado por el Gobierno, una figura terrorífica pero necesaria que, según Hobbes, sirve para garantizar una cierta paz y orden. Esta autoridad es necesarias para que los ciudadanos de una civilización no amenacen ni infrinjan amenazas o ataques hacia otros individuos.

1. El Hombre

En la primera parte de la obrase analiza al hombre como individuo humano, ser del conocimiento y la sabiduría. El hombre se desarrolla mediante la experiencia, definida por los actos y vivencias que darán forma a la sociedad; haciendo uso de la palabra para imponer la verdad, mediante la oratoria y el discurso político.

Sin embargo, los intereses individuales generan un conflicto; especialmente si se trata de la búsqueda de poder y riquezas.

2. El Estado

En esta parte, Hobbes introduce el concepto de “Pacto Social” o “Contrato Social”, para asegurar la seguridad y protección individual; y de esta forma darle fin a los conflictos enfrentados por los intereses individuales.

Es en el Estado donde las leyes morales prevalecerán ante las leyes naturales. Esto colocarán los deseos colectivos por encima de los deseos pasionales de los hombres. Según Hobbes, la función del gobierno es establecer y asegurar la paz, es decir, garantizar la estabilidad social.

Hobbes propone tres posibles modelos de gobierno: la monarquía, la aristocracia y la democracia, teniendo como preferencia el absolutismo; ya que este sistema de gobierno justifica el bien común, donde los intereses privados y públicos forman una unidad.

3. El Estado Cristiano

Thomas Hobbes creía que un pueblo entero quedaba supeditado a la divinidad. Por ello, enfatizó en la dependencia de la Iglesia con el soberano, en este caso el monarca; para evitar interpretaciones que perjudiquen al bien común o atenten contra la paz.

Hobbes establece que la Iglesia debe estar subordinada a los reyes católicos, quienes ostentan el poder único de legislar para sus súbditos.

4. El Reino de la Oscuridad

En este capítulo, Hobbes hace una clara y fuerte crítica a la Iglesia, donde acusa a las autoridades cristianas de haber faltado a la verdad; de querer imponer la ignorancia en beneficio propio y adoctrinar a las masas a ejercer la idolatría. Una práctica que consiste en adorar a figuras, imágenes o reliquias religiosas, prohibidas por la palabra de Dios.

Sin embargo, Hobbes asevera que en algunos casos puntuales se puede silenciar la palabra de la verdad, si eso conlleva a la desestabilización del Estado por medio de una rebelión que altere el orden social.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.