Declaración sobre la Eliminación de la Discriminación contra la Mujer

La Declaración sobre la Eliminación de la Discriminación contra la Mujer, es una proclamación de derechos humanos, redactada por la Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer, y adoptada por la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), el 7 de noviembre de 1967.

Esta Declaración describe las opiniones de Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) sobre los derechos de la mujer.

El principal objetivo de esta declaración era promover la igualdad de género, especialmente, la protección de los derechos de las mujeres.

Para implementar los principios de la declaración, la Convención sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer se formó; y se hizo cumplir el 3 de diciembre de 1981.

Principios de la Declaración sobre la Eliminación de la Discriminación contra la Mujer

La Declaración fue redactada por la Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer en respuesta a una solicitud de la Asamblea General. Por su parte, la Comisión recibió propuestas de Estados Miembros, organismos especializados y organizaciones no gubernamentales.

La Declaración establece como objetivo básico la eliminación de la discriminación basada en el sexo. Consolida los principios fundamentales que se encuentran en otros documentos básicos, incluida la Carta de las Naciones Unidas, la Declaración Universal de los Derechos Humanos y los Pactos Internacionales de Derechos Humanos.

El principio de igualdad de derechos de hombres y mujeres exige su aplicación en todos los Estados, de conformidad con los principios de la Carta de las Naciones Unidas, y de la Declaración Universal de Derechos Humanos. Por lo tanto, se insta a los gobiernos, a las organizaciones no gubernamentales y los particulares, a promover la aplicación de los principios contenidos en esta Declaración.

La Tercera Comisión hizo algunas modificaciones y el 7 de noviembre de 1967, la Asamblea General adoptó por unanimidad la Declaración en la Resolución 2263 (XXII).

Declaración sobre la Eliminación de la Discriminación contra la Mujer,

Contenido de la Declaración sobre la Eliminación de la Discriminación contra la Mujer

La Declaración sigue la estructura de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, con un preámbulo seguido de once artículos.

  • El artículo 1 declara que la discriminación contra la mujer es injusta y constituye una ofensa contra la dignidad humana.
  • Por su parte, el artículo 2 exige la abolición de las leyes y costumbres que discriminan a la mujer, el reconocimiento de la igualdad ante la ley, y la ratificación e implementación de los instrumentos de derechos humanos de la ONU contra la discriminación por parte de los estados.
  • El artículo 3 insta a la educación pública a la eliminación de los prejuicios contra las mujeres.
  • Asimismo, el artículo 4 exige el derecho al sufragio de las mujeres y el de ocupar cargos públicos.
  • El artículo 5 establece que las mujeres tienen los mismos derechos, al igual que los hombres, para cambiar de nacionalidad .
  • Igualmente, el artículo 6 señala que las mujeres deben gozar de plena igualdad ante la ley civil, en particular, en lo que respecta al matrimonio y el divorcio; asimismo, exige la prohibición de los matrimonios infantiles.
  • El artículo 7 exige la eliminación de la discriminación de género en lo que respecta a la sanción penal.
  • Por otra parte, el artículo 8 insta a los Estados a luchar contra todas las formas de trata de mujeres y explotación sexual.
  • El artículo 9 establece la igualdad de derecho a la educación.
  • Asimismo, el artículo 10 exige la igualdad de derechos en el lugar de trabajo, la no discriminación en el empleo, tener el mismo salario por el mismo trabajo y la licencia de maternidad remunerada.
  • El artículo 11 insta a los estados a implementar en su legislación los principios de la Declaración.

Convención sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación contra la Mujer’

La Convención de las Naciones Unidas sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación contra la Mujer define la discriminación como:

“Toda distinción, exclusión o restricción basada en el sexo que tenga por objeto o por resultado menoscabar o dejar sin efecto el reconocimiento, goce o ejercicio por la mujer, independientemente de su estado civil, sobre la base de la igualdad del hombre y la mujer, de los derechos humanos y las libertades fundamentales en el ámbito político, social, cultural, civil o de cualquier otra índole.”

Convención sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación contra la Mujer. Art. 1

Los Estados que son parte de esta Convención están obligados a adoptar todas las medidas necesarias para asegurar que las mujeres gocen de igualdad con los hombres. Esto significa que los Estados Partes deben adoptar la legislación necesaria para combatir la discriminación y promover los derechos de la mujer.

La Convención revisa el cumplimiento de las disposiciones establecidas por parte de los estados. Los Estados Partes deben presentar informes periódicos sobre las medidas adoptadas para implementar la Convención. Por su parte, el Comité de la Convención sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación contra la Mujer supervisa el cumplimiento de los Estados.

La violencia contra la mujer merece especial atención

A diferencia del derecho al sufragio, la igualdad o la discriminación, la violencia contra la mujer ha sido merecedora de atención especial por parte del derecho internacional de los derechos humanos.

La Convención sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación contra la Mujer se remonta a 1979 y entró en vigor en 1981.

En 1992, la Recomendación General 19 fue emitida por el Comité de la Convención, sugiriendo que la violencia contra la mujer también debe ser denunciada por los Estados Partes. Se agregó un mecanismo de denuncia individual a la Convención, mediante el cual las personas podían presentar una denuncia contra el Estado en relación con las disposiciones establecidas.

Declaración sobre la eliminación de la violencia contra la mujer

En 1993, en Viena, la Asamblea General de las Naciones Unidas adoptó la Declaración sobre la eliminación de la violencia contra la mujer. Este instrumento jurídico incluía una variedad de temas como la mutilación genital femenina, la violación y la tortura, la violencia doméstica y la esclavitud sexual femenina.

La inclusión de tales prácticas dentro del ámbito del derecho internacional fue una declaración importante de la ONU; y colocó los derechos individuales a la integridad física por encima de los derechos culturales. También reconoció que el apoyo nacional o cultural a estas acciones ignora los deseos de las propias mujeres.

La Declaración de la ONU prohíbe no solo la violencia estatal contra la mujer, sino también la violencia privada, que incluye: palizas, abuso sexual de niñas en el hogar, violencia relacionada con la dote, violación conyugal, mutilación genital femenina y otras prácticas tradicionales perjudiciales para las mujeres. También prohíbe la violencia contra la mujer basada en prácticas culturales.

Aunque no es un documento vinculante, la Declaración reconoce la violencia contra las mujeres como una violación de los derechos humanos internacionales.

Declaración sobre la Eliminación de la Discriminación contra la Mujer

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.