Declaración de Independencia de Estados Unidos | Gustavo Mirabal

Declaración de Independencia de Estados Unidos | Gustavo Mirabal

Razón tenía Thomas Jefferson al decir que todos los hombres son iguales y es que bajo ese concepto los colonos tenían los mismos derechos que los habitantes de la metrópoli.

El derecho individual y el derecho de revolución comenzaron a sonar desde el momento en que la tiranía británica sofocaba a los colonos norteamericanos con sus impuestos.

Además de las injusticias que toda colonia tiene que atravesar y aún así ser vista como un trofeo para su conquistador.

La Declaración de Independencia de Estados Unidos es un grito de libertad, unión, firmeza, lucha por el derecho a autogobernarse y una inspiración para el mundo.

Gran Bretaña se había apoderado del territorio estadounidense y a medida que necesitaba más dinero para pagar por sus quehaceres en Europa despertó en los oprimidos la idea de ser libres.

Declaración de Independencia de Estados Unidos

Declaración de Independencia de Estados Unidos | Gustavo Mirabal

Las cadenas estaban a punto de romperse y la unión de las trece colonias británicas marcó el comienzo de una batalla ardua que duró un año completo pero que culminó con el nacimiento de una República.

Dada la unión de las trece colonias por la libertad nace el nombre del país que conocemos hoy día: Estados Unidos de América.

Los ideales democráticos de esta joven nación se convirtieron en los dos siglos siguientes en el centro de los avances tecnológicos y políticos.

El incremento de poder que adquirió la fue consolidando como potencia mundial hasta el punto de ser fundamental su participación en los conflictos bélicos y sus políticas internacionales para entender la historia del siglo XX.

El pago con sangre por su ambición de libertad fue inminente y muchos soldados de ambas partes cayeron.

Así como unos sufrieron la muerte adrede, tal es el caso de Nathan Hale, otros saltaron la talanquera y son recordados como traidores, tal es el caso de Benedict Arnold.

El espía patriota y el general traidor

Nathan Hale fue un joven miliciano rebelde que se ofreció como voluntario para espiar a los británicos e informar de sus movimientos durante la Batalla de Long Island en 1776.

Cuando la ciudad de Nueva York fue conquistada por el Ejército británico y las tropas de Washington se replegaron, Nathan Hale fue capturado y, al ser considerado un ‘combatiente ilegal’ por ser espía, fue ahorcado.

Sus supuestas últimas palabras fueron “Solo lamento tener una única vida que entregar por mi país”.

Por su parte, el general Benedict Arnold  ayudó a los ingleses en su empeño de dominar el valle del Hudson y dividir en dos partes las colonias. Su plan falló y al verse acosado por las tropas de su país se escondió en Inglaterra.

Donde nadie más confió en él.

Declaración de Independencia de Estados Unidos

La frase lema que define a la Declaración de Independencia de Estados Unidos

El texto de Jefferson fue redactado en 17 días y sufrió algunos cambios conservando la esencia del mensaje.

Los encargados de leer y revisar el documento fueron Benjamin Franklin y John Adams. Estos Mantuvieron la idea original, aunque eliminaron algunos pasajes que podían encontrar más oposición, como por ejemplo los que eran contrarios a la esclavitud.

Sin embargo, los ideales plasmados en esta declaración son hasta hoy un lema para los norteamericanos y dice:

“Todos los hombres son iguales; todos los hombres son dotados por su Creador de ciertos derechos inalienables. Entre éstos están la vida, la libertad y la búsqueda de la felicidad”.

El conflicto con los ingleses no se acabó tras la declaración

La Declaración de Independencia no puso fin a la guerra con los británicos.

Tendrían que pasar otros siete años hasta que llegara el final formal del conflicto, el 3 de septiembre de 1783.

Los británicos ratificaron la declaración de paz el 9 de abril de 1784.

Sin embargo, fechas como el 3 de septiembre o el 9 de abril no son motivo de orgullo y celebración para los estadounidenses como lo es el 4 de julio, el día que nació su país.

Los grandes influencers independentistas de la época

Para que una revolución se produzca se necesita de líderes convencidos de que las cosas deben cambiar y de un pueblo que cansado de lo mismo decida apoyar la causa.

Así lo experimentaron los norteamericanos y es cuando se levantan grandes figuras como George Washington, John Adams, Benjamin Franklin, el propio Thomas Jefferson entre otros para pelear por su territorio.

George Washington fue el Comandante en jefe del Ejército continental, promotor de la independencia de las trece colonias y primer presidente de los Estados Unidos.

Washington se ha convertido en un símbolo para el país que fundó y una de las figuras más representativas de su historia. Su imagen más conocida, el cuadro de Emanuel Gottlieb Leutze en el que aparece cruzando el río Delaware para reconquistar Nueva York.  Imagen a continuación.

Los otros padres fundadores

Aunque Washington, Franklin y Jefferson han quedado en la historia como los grandes promotores de lo que hoy es Estados Unidos, el camino a la independencia contó con otros miembros que resultaron igual de importantes.

Los conocidos como los ‘siete padres fundadores’ de Estados Unidos estaban compuestos, además de por los ya mencionados, por John Adams, Alexander Hamilton, John Jay y James Madison.

 

Redacción del acta de independencia

Thomas Jefferson, escribió la Declaración como una explicación formal de por qué el Congreso había votado el 2 de julio de 1776 para declarar la Independencia respecto a Gran Bretaña, más de un año después del estallido de la Guerra de la Revolución de Estados Unidos, y cómo la declaración anunciaba que las trece Colonias Americanas ya no eran parte del Imperio Británico.

El Congreso publicó la Declaración de Independencia de varias formas. Inicialmente se publicó como un impreso en gran formato que fue distribuido ampliamente y leído al público.

Filosóficamente, la declaración hace énfasis en dos temas: derechos individuales y el derecho de revolución. Estas ideas llegaron a ser ampliamente aceptadas por los estadounidenses y también influenció en particular a la Revolución Francesa.

Dos días después, es decir, el 4 de julio de 1776 el Congreso aprobó el contenido del acta y nace Estados Unidos como país independiente de la corona británica.

La declaración dio paso a la Constitución

Toda nación tiene su Carta Magna, ese documento en el que se definen las leyes, derechos y deberes de todo ciudadano. En este sentido, tras la independencia surge la Constitución de los Estados Unidos.

Escrita en el verano de 1787 en Filadelfia, la Constitución de Estados Unidos de América es la ley fundamental del sistema federal estadounidense y es el documento histórico del mundo occidental. Es la constitución nacional escrita más antigua en uso y define los organismos principales del gobierno y sus jurisdicciones, y los derechos básicos de los ciudadanos.

De hecho, se hicieron diez enmiendas las cuales entraron en vigor el 15 de diciembre de 1791, limitando los poderes del gobierno federal de Estados Unidos y protegiendo los derechos de todos los ciudadanos, residentes y visitantes en territorio estadounidense.
En ella se protege la libertad de expresión, la libertad religiosa, el derecho de tener y portar armas, el derecho de reunirse y la libertad de petición.
La Declaración de Derechos como también se le conoce a esta Constitución establece prohíbe al Congreso pasar ninguna ley respecto al establecimiento de religión y le prohíbe al gobierno federal privar a cualquier persona de la vida, libertad o propiedad sin el debido proceso legal.

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *